SEO negativo, o cómo usar el SEO para fastidiar a la competencia

Muchos piensan en cómo hacer para mejorar su página web para que todas las estrategias de SEO tengan buenos resultados, posicionar bien en los buscadores, aumentar las visitas y hacer fluir el tráfico entre su proyecto y su público objetivo…

Otros, piensan en cómo hacer para que su competencia vaya a peor (y subir ellos en comparación).

El SEO negativo, como se le llaman a estas prácticas de dudosa moralidad, consiste en aplicar técnicas perjudiciales a las webs de la competencia.

Parece increíble que haya gente que tenga tiempo libre para dedicarse a hacer la puñeta a sus competidores mediante técnicas de mal SEO pero desgraciadamente no deja de ser una práctica muy habitual.

Por eso mismo, conviene conocer todas las posibles estrategias que puedan usar contra nosotros y cómo evitarlas.

Anti-linkbuilding

Estas acciones son las más difíciles de controlar, ya que tienen que ver con la popularidad externa de tu web más que con la estructura o los contenidos de la web en sí.

Básicamente, el anti-linkbuilding consiste en tirar los enlaces de otras páginas webs de calidad y sustituirlos por enlaces desde webs de contenido irrelevante para que Google lo acabe penalizando.

Se puede hacer de varias formas:

  • Posicionar la web en páginas de enlaces de dudosa calidad (directorios, blogs de intercambio de enlaces…).
  • Duplicar el contenido para otras páginas.
  • Manipular un mail de spam masivo.
  • Enviar correos electrónicos a los administradores de webs donde está situada pidiendo o amenazando para que lo quiten.

El objetivo de esto es manipular el concepto que pueda tener Google de la página web competidora, haciéndole ver que está utilizando técnicas de Blackhat para posicionarse rápidamente y provocando que actúe Panda o Penguin.

¿Cómo evitar que nos hagan esto? Revisando las páginas externas que nos enlazan y actuar en caso de encontrar un enlace sospechoso.

Contenido duplicado

El recelo de Google por las webs que se dedican a copiar contenido es otro punto aprovechado por los competidores para las malas prácticas. Por desgracia, es muy difícil demostrar que el contenido de nuestra web es la versión original en vez de la copia. Sin embargo, hay algo que sí podemos hacer frente a estos intentos de agresión.

En algunos casos concretos, como puede ser una web de eCommerce o en la estructura de algunas webs determinadas, es posible que varias URLs lleven a un mismo contenido. Esto, además de ser perjudicial de cara a nuestro posicionamiento, puede ser utilizado por nuestros competidores para provocar que Google nos penalice.

Para evitar cualquier conflicto, podemos aplicarle la etiqueta rel=”canonical” para indicarle la página “canónica”; o en otras palabras, la página madre de la cual derivarán todas las demás. De esta forma, el buscador sabe que nuestra web tiene esa particularidad y pasará por alto todas las variaciones de URL que, de otra forma, consideraría páginas independientes con el mismo contenido.

Con un poco de cuidado y vigilando los puntos flacos de nuestra web, evitaremos que competidores con pocos escrúpulos puedan aprovecharse para tirar abajo nuestra página para conseguir ellos subir.

Y sobre Negative SEO, este mismo jueves día 4, nuestro director de Marketing online, Miguel Pascual, ofrecerá una charla sobre el tema en el I Congreso Brand Care sobre reputación, seguridad  y legalidad para profesionales de la Comunicación y el Marketing en la red.

2017-04-10T14:58:12+00:00 2013/07/02|Categorías: Posicionamiento en Google|

One Comment

  1. Miguel sanchez 25/08/2017 at 4:07 am - Reply

    Muchas gracias por la informacion amigo, saludos tendre mas cuidado.

Deja un comentario

Responsable: INTERDIGITAL CORPORACIÓN TECNOLÓGICA, S.L. – Finalidad: Atender solicitudes de información. Contratación de productos y/o servicios e inscripción a eventos. Remitir comunicaciones comerciales y segmentación con fines comerciales – Derechos: Revocar el consentimiento. Acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición a l tratamiento, derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información clara y transparente sobre el tratamiento de los datos. – Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí