Cómo etiquetar campañas: guía básica

Si tienes una web, un blog o publicas en redes sociales, seguro que alguna vez has escuchado hablar de los enlaces etiquetados.

Pero ¿sabes en qué consiste exactamente y por qué son tan importantes?

Es simple: si queremos distribuir nuestro presupuesto lo mejor posible entre todos los canales que estamos utilizando en nuestra estrategia, tendremos que saber cuáles de ellos generan un mayor RETORNO y para esto, necesitamos conocer sí o sí el origen de las visitas.

¿Por qué necesito etiquetar TODOS los enlaces entrantes de mi web?

Para clasificarlos lo mejor posible por tres motivos muy resumidos:

1. Porque normalmente, dependiendo de su origen, los usuarios se comportan de manera diferente.
2. Para identificar los canales que son capaces de generar visitas de calidad y que nos producen los mayores beneficios (o conversiones, depende de lo que estemos hablando).
3. Y sobre todo, porque no todas las visitas tienen el mismo coste.

Por ejemplo, si compartes un mismo contenido en dos foros diferentes, o en Facebook y Twitter, o bien te gastas una buena suma de dinero en dos banners diferentes en un medios de pagos…¿no quieres saber cuál ha traído el mejor tráfico y comprobar su eficacia para tomar decisiones basadas en datos?

Pero Google ya me dice el origen y la fuente de mi tráfico ¿sigue siendo necesario etiquetar mis campañas?

Sí, porque aunque es cierto que Google Analytics ya tiene un informe en la que describe la fuente y el medio de origen del tráfico que llega a nuestra web, también es cierto que no te clasifica dicho tráfico por campañas, de tal manera que podemos ver cuántas personas vienen, por ejemplo, de Facebook o Twitter pero no diferenciará entre:

1. Las visitas que se producen porque un usuario ha decidido compartir un contenido por iniciativa propia.
2. Las visitas que se producen desde enlaces que hemos compartido nosotros mismos.
3. Las visitas que se producen desde anuncios pagados.

Y no todas tienen el mismo coste de adquisición o se comportan de la misma manera (es lo que comentábamos anteriormente en el punto tres) por lo que necesitaremos etiquetar nuestros enlaces para conocer realmente de donde viene el tráfico y qué campaña los ha traído hasta nosotros.

En el momento en el que incorpores etiquetar todos los enlaces como parte de tu rutina de comunicación pasarás a tener informes en Google Analytics que revelen de un simple vistazo de qué acción o campaña se trata y de dónde viene el tráfico:

Entendido, entonces ¿cómo etiqueto mis campañas?

Los elementos que forman parte de una URL etiquetada con el elemento “utm” son seis:

Campaña (utm_campaign): nombre de campaña individual, eslogan, código de promoción, etc. de un producto y que las diferencie de las demás. Algo que nos ayude a identificar rápidamente en Google Analytics de qué se trata esa campaña. Por ejemplo, campaña_verano, publicaciones_blog, QR_folleto…(si se tratan de dos palabras es mejor unirlas con un guión bajo). Puedes utilizar este nombre tantas veces como difundas esta campaña por los diferentes medios y fuentes.

Medio (utm_medium): medio publicitario en el que insertamos el enlace, por ejemplo, cpc, banner, sms, doc (cuando la fuente sea un pdf o un documento con un enlace a nuestra web/blog) o email. Es el “cómo llega” este enlace. Según los expertos, no se recomienda tener más de 10 “mediums”.

Fuente (utm_source): identifica el anunciante, el sitio de la publicación, que nos envía el tráfico, por ejemplo, facebook, facebook-nombredepagina (si lo dejas en el Facebook de otro) elblogdepepe (si lo dejas en otro blog, directorio, web, foro…) boletininformativo4… Es el “desde dónde llega” este enlace.

Contenido (utm_content): se usa para diferenciar el contenido o los enlaces similares del mismo anuncio. Por ejemplo, si tienes dos enlaces en un mismo mensaje de correo electrónico, puedes utilizar utm_content para establecer distintos valores para cada uno a fin de determinar cuál de los dos es más eficaz.

Término (utm_term): identifica las palabras clave de búsqueda de pago. Si se etiquetan las campañas de palabra clave de pago de forma manual, también se usa utm_term para especificar el término en cuestión.

Destination URL: Hace referencia a la URL a la que vas a mandar esos usuarios a los que quieres impactar (que puede ser la home, o el blog, o cualquier otra página que quieras enlazar).

Pero como todo siempre se ve y asimila mejor con un ejemplo, una vez vistas las etiquetas, vamos a poner un ejemplo con una estructura que te ayudará a entender mucho mejor qué es qué en este batiburrillo de utms:

Existen muchas herramientas de etiquetado de campañas, desde el URL Builder de Google Analytics como el creador de URLs que facilitar el Support de Google, pero nada nuevo bajo sol, ambas tienen ventajas y desventajas. La que nos da Google Analytics tiene de particular que en cuanto añades un valor en uno de los parámetros obligatorios, se visualiza la URL etiquetada, pero por otra parte, esta herramienta da problemas cuando la URLs original a etiquetar ya tiene parámetros, mientras que la de Google funciona correctamente.

De una manera u otra, todas ponen en relación cada una de las variables que hemos descrito y te proporciona la URL montadita y lista para compartir:

(Siguiendo el ejemplo de la tabla anterior)

Como ves, la URL final es un churro larguísimo, por lo que te aconsejo que utilices un acortador de URLs como Bit.ly para conseguir un enlace más práctico a la hora de difundirlo; además ocultarás el etiquetado.

¡Y con esta base es hora de “arremangarse” con el etiquetado y entrar de lleno en el analysis’ time!

Pero antes, déjame que te dé los últimos consejillos:

¡Extra! ¡Extra! Cosas a tener siempre en cuenta

1. De todos, los campos obligatorios que deberás rellenar son Campaña, Fuente, Medio y URL de destino.

2. La cuestión es que, antes de rellenar el documento, definas bien los criterios para que siempre lo hagas igual. Si decides poner “facebook” como utm_source (fuente) ponlo siempre así, no un día “facebook”, otro dia “Facebook”, otro día “face book”…

Es muy importante mantener la consistencia en los nombres usados para que luego aparezcan agrupados correctamente en los datos de Google Analytics que es para lo que usamos esta guía de etiquetado.

3. Otro consejo es que siempre uses minúsculas, nunca uses puntos, ni comas, ni acentos….

4. NO etiquetes enlaces internos. Es decir, enlaces desde y hacia contenidos de tu misma web. Esto solo sirve para contenidos que se publicarán en sitios diferentes de tu web y que te enlazan, para saber qué campaña es más efectiva, cuál es la que más rebote nos ha aportado, la que más conversiones ha generado… y llevar con ello un mayor control en las inversiones que realices.

2017-04-10T14:02:32+00:00 2016/02/24|Categorías: Análisis Web|

Deja un comentario

Responsable: INTERDIGITAL CORPORACIÓN TECNOLÓGICA, S.L. – Finalidad: Atender solicitudes de información. Contratación de productos y/o servicios e inscripción a eventos. Remitir comunicaciones comerciales y segmentación con fines comerciales – Derechos: Revocar el consentimiento. Acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición a l tratamiento, derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información clara y transparente sobre el tratamiento de los datos. – Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí